Parece que fue ayer y ya ha pasado un año desde aquel maravilloso momento, mi hija ya tiene un año de vida, crece fuerte, sana...